Reina Isabel: Cómo es su menú de un día – Gente – Cultura



La Reina Isabel II no solo es una de las mujeres más conocidas del mundo entero: en ella recae también una de las monarquías que, aún en pleno siglo XXI, sigue vigente.

Esta mujer, de 95 años, tiene a su disposición todo tipo de alimentos y los mejores chefs para prepararlos, pero, contrario a lo que muchos creerían, no disfruta de extravagancias a la hora de comer.

(Le puede interesar: El testamento del esposo de la reina Isabel II estará sellado 90 años)

Hace varios años, en entrevista con el diario británico ‘The Telegraph’, Darren McGrady, antiguo chef privado de la realeza, afirmó que la monarca “come para vivir” y la sencillez es una de las características de sus platillos.

Los encargados de alimentar a Isabel y a su familia preparan con anticipación los menús. La misma reina es quien elige entre las opciones. Dicho cronograma se realiza con, mínimo, tres días de antelación.

(También: Darán millonaria indemnización a niñera de los príncipes William y Harry)

Al desayuno a la reina le gustan los huevos revueltos con salmón ahumado y una ralladura de trufa. Pero el chef afirma que solo disfruta de las trufas frescas en Navidad, cuando las envían como regalo. Así que la mayoría de las mañanas elige un cereal normal, que prefiere servirse ella misma, con fruta fresca.

A la hora del almuerzo suele ingerir comidas muy sencillas y bajas en calorías que, comúnmente, se componen de proteína y un mineral o una verdura de acompañamiento.

“Durante los días de semana normalmente incluye algo simple, como pescado con verduras o un simple pollo a la parrilla con ensalada”, comentó McGrady.

Ella también disfruta una de las costumbres más tradicionales de este país: beber té. Como acompañamiento suele pedir alimentos ligeros como pequeños sándwiches con pepino, huevo o salmón ahumado, según lo dicho por el exchef real.

(Además: Príncipe Carlos revela la última conversación que tuvo con su padre)

A la hora de la cena, suele preferir animales de caza como el gallo lira, el lagópodo escocés, la liebre europea, la perdiz nival, la perdiz roja o el faisán común. El consumo de estos animales está amparado por la legislación británica.

Para el pudín, la monarca siempre elige algo con chocolate. “Le fascina. Es su favorito y tiene que ser chocolate amargo. Cuanto más oscuro, mejor“, reveló McGrady.

Un ingrediente prohibido

A pesar de tener una dieta bastante balanceada y sencilla, una revelación sorprendió a muchas personas que son fanáticas de uno de los condimentos naturales para casi todas las comidas: el ajo.

Este peculiar alimento, al parecer, no es soportado por la monarca.

“Durante años trabajando para ella, jamás hubo ajo en el menú. Odiaba su olor y su sabor”, comentó McGrady, quien, además de impartir órdenes en la cocina real durante mucho tiempo, redactó libros como ‘The Royal Chef at Home: Easy Seasonal Entertaining’ y ‘Eating Royally: Recipes and Remembrances from a Palace Kitchen’.

TENDENCIAS EL TIEMPO

‘Nunca volveré a hacerlo’: Daniel Craig sobre su papel como James Bond

Jorge Enrique Abello, de “Yo soy Betty, la fea”, también es youtuber

Florinda Meza respondió si fue o no amante de ‘Quico’



Fuente: (www.eltiempo.com)

Buscar en todo el contenido del sitio web