Osama Bin Laden: última llamada antes del ataque terrorista – Gente – Cultura



El 11 de septiembre de 2001, el grupo terrorista Al Qaeda llevó a cabo los atentados contra las Torres Gemelas y el Pentágono, convirtiéndose en el peor ataque terrorista de la historia.

Su líder, Osama Bin Laden, sabía que después de ese momento su cabeza tendría un precio tan alto que, probablemente, se convertiría en el hombre más buscado en la Tierra, por lo que realizó una última llamada antes del ataque.

(Puede leer: Osama Bin Laden, fundador del grupo Al Qaeda, y su estela de terror).

Según ‘Infobae’, Bin Laden, quien tenía 44 años en ese entonces, había planeado los atentados contra las edificaciones por 15 meses. Aunque su complicidad con los talibanes y pakistaníes lo solían mantener a salvo, sabía que lo que estaba a punto de hacer comprometería su seguridad y la de sus seres queridos.

Por esta razón, el 10 de septiembre, un día antes del ataque, llamó a su madre, Alia Ghanem, quien estaba en Siria.

La llamada fue concisa y casi con un tono de despedida. Le dijo a su madre que tal vez no iba a poder reunirse con ella por un largo tiempo debido a que iba a ocurrir ‘algo grande’ que, además, lo iba a mantener incomunicado, de acuerdo a ‘Newsweek’.

(Le puede interesar: 11S, los atentados contra EE. UU. que alteraron el orden mundial).

Al día siguiente de esa llamada, 19 hombres de Al Qaeda, hasta ese momento un desconocido grupo de extremistas islámicos, secuestraron tres aviones comerciales y los estrellaron contra las Torres Gemelas, en Nueva York, y el Pentágono, a las afueras de Washington.

Momentos después, Alia Ghanem supo de qué le hablaba su hijo. Posiblemente concluyó que jamás volvería a verlo. Ni vivo, ni muerto. No se sabe con exactitud si Bin Laden y Ghanem volvieron a verse.

(Voces de sobrevivientes del ataque a las Torres Gemelas)

Por otro lado, 10 años después de los atentados, en los que murieron cerca de 3.000 personas en menos de dos horas, un equipo de Estados Unidos localizó al terrorista, quien se encontraba en Abbottabad (Pakistán), y lo mató, el 2 de mayo de 2011.

ELTIEMPO.COM

Lea más noticias:

– Una conmemoración agridulce para EE. UU.

– 20 años después, la pandemia impulsa teorías de conspiración sobre el 11S

 Afganistán: en qué se diferencian al Qaeda, el Talibán y Estado Islámico





Fuente: (www.eltiempo.com)

Buscar en todo el contenido del sitio web