Cuando llega el gran día, el madre de la novia es el centro de atención casi tanto como su hija y por ello debe lucir un look perfecto, desde todos los puntos de vista. No podemos permitirnos el lujo de cometer errores en esta ocasión, además porque siempre se llama a los padres para tomar fotografías y participar en los momentos más importantes de la ceremonia. Por lo tanto, elegir el vestido adecuado es fundamental para la madre de la novia. y hoy vemos algunos consejos útiles para evitar el riesgo de cometer un error.

#1 Centrarse en la calidad del vestuario

En primer lugar, es importante elegir un traje de un alto nivel y calidad sartorial como los que podemos encontrar en la Elegante colección de Marina Rinaldi. Su elegantes vestidos de novia son perfectos para las ocasiones más importantes e incluso la madre de la novia puede encontrar diferentes modelos que se adaptan a su edad y físico. Por el contrario, hay que evitar las marcas de baja calidad porque ofrecen prendas cuya mala calidad se nota a primera vista. No sólo eso: debemos recordar que un vestido de novia demasiado barato nunca te quedará bien como modelo de sastrería y, por lo tanto, no podrá realzar las formas del usuario.

#2 Evita el total white, pero también el total black

En cuanto a la elección del color, la madre de la novia tiene cierta libertad salvo que se haya establecido un cierto código de vestimenta a respetar. Sin embargo, es importante evitar el blanco totalque como bien sabemos correría el riesgo de eclipsar a la novia. Otra opción mal indicada es el total black: no es que esté prohibido, pero está fuera de lugar para una ceremonia alegre como esta. Por eso, si eliges una prenda negra, siempre es recomendable combinarla con una prenda o complemento de otro color.

#3 Disfrute de sus formas

Al elegir el vestido perfecto para la ceremonia, la madre de la novia también debe trata de complacer tus propias formas para mejorarlas y en esto ciertamente puede obtener ayuda del dependiente de la tienda. Un error que muchas cometen es elegir ropa demasiado ajustada, o demasiado larga. En este sentido, es bueno recordar que nunca es recomendable llevar ropa que llegue al tobillo si la altura es reducida.

#4 Evita los excesos

La madre de la novia siempre debe cuidarse de evitar los excesos a la hora de elegir el vestido que llevará durante la ceremonia. esto porque nunca debería ser más extravagante que su hija: ella es la verdadera protagonista y esto debe quedar claro para todos. Está absolutamente fuera de lugar presentarse en la ceremonia con un vestido demasiado escotado, excesivamente corto, cubierto de lentejuelas o de un color exageradamente brillante.

#5 La importancia de los complementos

Por último, no hay que olvidar los accesorios, que marcan una gran diferencia en términos de estilo y apariencia. Por tanto, la madre de la novia puede optar por llevar un vestido de novia sencillo y de corte clásico si le hace sentir más cómoda, pero nunca debe olvidarse de embellecerlo con algún accesorio de moda.



Fuente: noreply@blogger.com (Fabrizia Spinelli) (www.cosamimetto.net)