Luna, la pantera negra criada con un perro – Gente – Cultura



La historia de Luna, una pantera negra que fue rescatada por una mujer que se dedica a rehabilitar animales, le está dando la vuelta al mundo gracias a que su dueña ha documentado todo su proceso en redes sociales.

Se trata de una felina nacida en un zoológico ambulante que no recibió el afecto de su madre cuando era cachorra, pues se negó a alimentarla tras su séptimo día de nacimiento y los empleados no se dieron cuenta a tiempo.

(¿Nos visita desde la app de EL TIEMPO? Vea aquí la publicación).

Según contó Victoria, la mujer que la adoptó, le pidieron que cuidara del animal porque vivía cerca al zoológico de Siberia y ya había tenido una experiencia similar. Desde ese entonces han estado juntas.

La chica asegura que Luna tiene varios problemas de salud derivados del abandono de su madre, por lo que toma algunas medicinas, sigue una dieta orientada por el veterinario y realiza actividad física.

Adicionalmente, tiene acceso a un bosque en el que puede comportarse como su naturaleza se lo pide.

(Siga leyendo: En fotos: la vaca que sería la más pequeña del mundo).

En un video titulado ‘La vida de hogar de Luna, la leopardo’, Victoria contó que a diario le da 100 mililitros de leche de cabra, a la cual le añade dos huevos de codorniz.

Por supuesto, a medida que ha ido creciendo le ha adaptado su dieta a sus necesidades.

(¿Nos visita desde la app de EL TIEMPO? Vea aquí la publicación).

También mantiene carne y pollo congelados en el refrigerador: “Compro unos 15 o 20 kilos y eso es suficiente para un mes”.

Diariamente le da una cabeza de pollo o, para variar, un corazón de cerdo, además de ratones que ella misma cría en su casa: “Este tipo de alimentos son mandatorios en la dieta de los felinos predadores”.

(Le puede interesar: La historia de joven ‘salvaje’ y huérfana que fue ‘criada’ por perros).

Luna también toma suplementos y vitaminas como d3, omega 3, magnesio y shilajit, una especie de musgo que “tiene muchas propiedades regeneradoras. Se la doy mientras le cambian los dientes”.

(¿Nos visita desde la app de EL TIEMPO? Vea aquí la publicación).

La pantera ha encontrado en la casa de Victoria no solo un lugar seguro, sino también a su mayor compañía y compañera de juegos, una perra rottweiler llamada Venza.

Desde que era cachorra compartió con el can y se acostumbraron a estar juntas. A día de hoy, interactúan como si fueran de la misma especie.

(Continúe leyendo: La ‘influencer’ sin brazos y sin una pierna sueña con ser Miss Ecuador).

Como dijo su dueña en una publicación: “Venza primero cuidó de Luna, ahora Luna cuida de Venza”.

(¿Nos visita desde la app de EL TIEMPO? Vea aquí la publicación).

El animal cuenta con casi 500.000 seguidores en Instagram y 217.000 suscriptores en YouTube, plataformas en las que hay numerosas publicaciones que dan cuenta de su crecimiento.

Además, recibe todo el cariño de las personas que se han interesado por su historia.

Más noticias

Tendencias EL TIEMPO





Fuente: (www.eltiempo.com)

Buscar en todo el contenido del sitio web