Monserrate es el lugar perfecto para apreciar a Bogotá. Esta gran montaña está ubicada a 3.152 metros sobre el nivel del mar y se puede subir a pie, por funicular o teleférico. Cualquiera de estas opciones le permite admirar la vista, la vegetación y la ciudad.

Muchas personas suben este cerro como acto de devoción o penitencia, ya que el sendero dirige hacia el Santuario. Otros realizan el recorrido para hacer actividad física y los demás visitan durante el fin de semana para dar un paseo y comer en los restaurantes.

Sin embargo, a pesar de su belleza, Monserrate está lleno de mitos, leyendas y creencias.

No suba con su pareja

Uno de los mitos más comunes es que los enamorados que no están destinados a estar juntos, se separan y nunca se casan.

“Se cree que las personas que están comprometidas con su pareja o quizá se quieran casar, suben a Monserrate y si esta persona no les conviene o no es la indicada, definitivamente se separan. Por otro lado, hay quienes dicen que si la persona es la correcta en la vida de alguien y suben a Monserrate, van a permanecer toda la vida”, indicó Leidy Díaz, guía del Instituto Distrital de Turismo, para el portal web oficial de la ciudad.

El pelo del señor caído de Monserrate

Esta escultura de Jesucristo se encuentra dentro del Santuario y los creyentes suben para agradecerle por sus milagros o para hacerle una petición.

Sin embargo, algunos dicen que le crece el pelo. También, “cuando la han bajado a la ciudad pesa más que cuando la suben o que si él no quiere bajar se pone tan pesado que no pueden mover la escultura”, explicó ‘Bogotá vive’.

El volcán dormido 

Dicen que debajo del Santuario hay un volcán que podría acabar con toda la ciudad. En realidad, las leyendas dicen que el día en el que Monserrate erupcione, Bogotá y sus ciudadanos dejarán de existir.

Sin embargo, esto ha sido completamente desmitificado. RTVC señaló que, según los estudios del Servicio Geológico Colombiano, las rocas de este cerro son de origen marino.

Por lo tanto, son rocas sedimentarias. De acuerdo con Institut Cartogràfic i Geològic de Catalunya, “son las formadas por la acumulación de materiales o partículas, por precipitación química o por el crecimiento de organismos, en condiciones subaéreas o subacuáticas, marinas o lacustres”. 

El ánimo de Monserrate 

Más noticias en EL TIEMPO

SOFÍA ARIAS MARTÍNEZ

REDACCIÓN ALCANCE DIGITAL

EL TIEMPO





Fuente: (www.eltiempo.com)